Servidores NAS, ¿cuántas bahías necesito?

Guía para dimensionar tu almacenamiento

Te has dado cuenta de todas sus ventajas y por fín has tomado la decisión de comprar un NAS, pero, ¿sabes qué capacidad de almacenamiento vas a necesitar? Dependiendo de tu necesidad actual y las expectativas de crecimiento durante los próximos 5 años o más, tu NAS te acompañará o se quedará limitado. Es ahí donde entra la elección de bahías, que será lo que determine la capacidad del servidor NAS.

En esta entrada de blog te contaremos qué es una bahía y las claves necesarias para que puedas elegir el número correcto según tu caso.

Ten en cuenta todo lo que te decimos en esta entrada de blog porque es MUY IMPORTANTE para conocer mejor el funcionamiento de un servidor NAS y adquirir más autonomía a la hora de escoger el más adecuado.

¡Quédate que empezamos!

El número de bahías: ¿cómo saber cuántas necesito?

Antes de nada, hay que entender que una bahía es una ranura donde se introducen los discos duros que el servidor NAS necesita. Estos discos duros suelen ser de 3.5 pulgadas, aunque también existen de 2.5 pulgadas. En este apartado te mostraremos, según el número de bahías, las claves básicas a las que debes atender para descubrir cuál es el número adecuado para el uso que vas a hacer del servidor NAS.

Servidores NAS de 1 bahía

Es el más pequeño de la familia de los servidores NAS y su público mayoritario suelen ser clientes particulares que lo utilizan para almacenar toda la información que van acumulando al cabo de los años (imágenes, vídeos, documentos, etc). Puede hacer todo esto:

  • Backup remoto de otro NAS
  • Sistema de replicación de datos a nube (Wasabi)
  • Almacenamiento de documentos, fotos y vídeos personales
  • Nube privada

Como pasa con cualquier otro servidor, puedes añadirle a la bahía el disco duro de la capacidad que consideres según el espacio que creas que vas a ocupar. Cabe destacar que los servidores NAS de 1 bahía sólo están disponibles en formato torre.

Algo importante que debes también tener en consideración es que la capacidad máxima a la que asciende tu servidor NAS puedes calcularla multiplicando el número de bahías de tu servidor NAS por 18TB. En este caso la capacidad máxima sería 18TB, ya que 1 bahía x18TB=18TB. (Capacidad de disco duro máxima a la fecha de la publicación de este artículo).

Servidores NAS de 2 bahías

Este servidor NAS se parece bastante al anterior con la diferencia de que incluye dos bahías; a más bahías, más capacidad o seguridad. Las características que incluye son las mismas que las del servidor de una bahía pero sumando alguna más:

  • Backup remoto de otro NAS
  • Sistema de replicación de datos a nube (Wasabi)
  • Almacenamiento de documentos, fotos y vídeos personales
  • Nube privada
  • Mejora la seguridad ante rotura de un disco duro con RAID1 (discos duros en espejo)

Vamos a explicar este último punto para que no sepa qué es la tecnología RAID, y es que esta tecnología permite que puedas almacenar toda la información de forma segura, ya que si perdemos un disco duro, por ejemplo, podremos salvar nuestra información porque los mismos datos estarán “replicados” en el otro de disco duro. En este caso, al ser un NAS de 2 bahías, la información estará replicada en un único disco duro (RAID 1).

En Qloudea tenemos una calculadora RAID para todos aquellos que queráis saber cuál es la que más os conviene en función del número de bahías que tenga el NAS que vais a adquirir.

Los servidores NAS de 2 bahías no sólo están disponibles en formato torre, también hay algunos modelos de Servidor NAS en formato Rack de 2 bahías. La capacidad máxima (bruta) de este tipo de servidores es 36TB (2x18TB=36TB).

Servidores NAS de 4 bahías

Este servidor NAS es el más versátil de todos, tanto por su adecuada capacidad de discos duros como su uso. Aunque sigue siendo un servidor NAS de uso más bien casero o de oficina, es decir, particular o pequeñas empresas, permite más funciones que los servidores de 1 y 2 bahías:

  • Backup remoto de otro NAS
  • Sistema de replicación de datos a nube (Wasabi)
  • Almacenamiento de documentos, fotos y vídeos personales
  • Nube privada
  • Perfecto para usuarios que necesitan un extra de almacenamiento en red
  • Mejora la seguridad con la tecnología RAID5 o RAID6
  • Mejora la velocidad de transferencia
  • Hay modelos compatibles con virtualización
  • Compartición de archivos más avanzada con múltiples usuarios

La capacidad máxima (bruta) de este tipo de servidores es 72TB (4x18TB=72TB).

Servidores NAS de 6 bahías

Aquí ya empezamos a hablar de uso empresarial serio. Esta cantidad de bahías es especialmente escogida por pequeñas empresas con un número de usuarios moderado que necesitan asegurarse de tener acceso a sus documentos en cualquier momento sin que su información sufra ningún peligro. Entre sus características más destacadas están las siguientes:

  • Backup remoto de otro NAS
  • Sistema de replicación de datos a nube (Wasabi)
  • Almacenamiento de documentos, fotos y vídeos personales
  • Nube privada
  • Perfecto para usuarios que necesitan un extra de almacenamiento NAS
  • Mejora la seguridad con la tecnología RAID5 o RAID6 
  • Mejora la velocidad de transferencia (suelen incluir hasta conexiones de 10Gbe)
  • Hay modelos compatibles con virtualización
  • Compartición de archivos más avanzada con múltiples usuarios
  • Mayor capacidad
  • Mejora la versatilidad permitiendo diferentes combinaciones de discos mecánicos y SSD para caché sin sacrificar la capacidad de almacenamiento
  • Disponibles modelos de NAS de mayor potencia para más usuarios o virtualización más potente

La capacidad máxima (bruta) de este tipo de servidores es 108TB (6x18TB=108TB).

Servidores NAS de 8, 12, 16 y 24 bahías 

Hablar de este tipo de servidores NAS son palabras mayores, ya que son los más potentes, los que mayor capacidad, seguridad y prestaciones incluyen. Como ocurre conforme van subiendo las bahías, se van sumando características a las existentes en los servidores de menor capacidad.

Este tipo de servidores se centran, sobre todo, en empresas grandes con mucho volumen de trabajo y muchos usuarios simultáneos que necesitan una capacidad de almacenamiento y seguridad superiores, contando con más posibilidades de configuración RAID. En concreto, los servidores NAS con capacidad de hasta 16 bahías suelen usarse mucho en data centers o centros de datos.

Esto es, a grandes rasgos, todo lo que incluyen:

  • Backup remoto de otro NAS
  • Sistema de replicación de datos a nube (Wasabi)
  • Almacenamiento de documentos, fotos y vídeos personales
  • Nube privada
  • Perfecto para usuarios que necesitan un extra de almacenamiento
  • Mejora la seguridad con la tecnología RAID 
  • Mejora la velocidad de transferencia
  • Hay modelos compatibles con virtualización
  • Compartición de archivos más avanzada con múltiples usuarios
  • Mejora la versatilidad permitiendo diferentes combinaciones de discos mecánicos y SSD para caché sin sacrificar la capacidad de almacenamiento
  • Disponibles modelos de NAS de mayor potencia para más usuarios o virtualización más potente
  • Máxima capacidad de almacenamiento en red disponible en el mercado
  • Enfocado sobre todo a empresas 
  • Decenas de usuarios simultáneos
  • Los servidores NAS más potentes tanto de QNAP como de Synology

La capacidad (bruta) máxima de este tipo de servidores es 144TB (8x18TB=144TB), 216TB (12x18TB=216TB), 288TB (16x18TB=288TB) y 432TB (24x18TB=432TB).

Dicho esto, ahora tendrás que valorar cuál es tu situación y, cuando tengas claro el tipo de servidor (rack o torre) y la cantidad de bahías, elegir el modelo adecuado. Nosotros siempre te vamos a recomendar los servidores NAS QNAP y servidores NAS Synology, ya que son los mejores del mercado por su calidad y fiabilidad.

Te recordamos que es muy importante que elijas discos duros compatibles con tu servidor NAS, ya que si escoges alguno que no lo es, el servidor NAS podría estropearse y la marca no cubriría la garantía.


En Qloudea te ofrecemos todos los discos duros compatibles con el servidores NAS que quieres en cada kit de producto, para que no tengas que hacer el trabajo de investigación. De todos modos, si tienes algún disco duro y quieres saber su compatibilidad, te aconsejamos que entres en la página web del fabricante y la compruebes tú mismo.