Que es un iSCSI y como crear un servidor iSCSI con QNAP

1

Debido a la nueva marca QNAP que estamos importando y distribuyendo como mayoristas, la noticia / post de hoy explica que es un iSCSI, el por que usarlo, explicar como funciona y finalmente como se crea el volumen en cualquiera de los QNAP que trabajamos como mayoristas

Todos los usuarios de pequeñas y medianas empresas con presupuestos limitados, siempre buscan una solución de almacenamiento todo en uno con amplia expansibilidad y bajos costos de establecimiento. Con el servicio iSCSI en el QNAP Turbo NAS, se puede usar como una expansión de almacenamiento o destino de copias de seguridad de los servidores de aplicaciones, tales como servidores de bases de datos, servidores de correo o Time Machine (para Mac OS X 10.5 o superior) de un entorno de negocios. Este artículo demuestra la forma como puede usar el servicio objetivo iSCSI en el QNAP NAS para expansión del almacenamiento sobre diversos sistemas operativos.

¿Qué es iSCSI?

iSCSI es un extensión de SCSI, que no es otra cosa que un protocolo para comunicación de dispositivos. SCSI suele usarse en dispositivos conectados físicamente a un host o servidor, tales como discos duros, lectoras de cds o dispositivos de cinta. En iSCSI, los comandos SCSI que manejan el dispositivo, se envían a través de la red. De forma que en vez de tener un disco SCSI conectado físicamente a nuestro equipo, lo conectamos por medio de la red.

¿Pero eso no existía ya con Samba o NFS? No, esos sistemas trabajan importando un sistema de archivos mediante la red. iSCSI importa todo el dispositivo hardware por la red, de manera que en el cliente es detectado como un dispositivo SCSI más. Todo esto se hace de forma transparente, como si el disco estuviera conectado directamente al hardware.

iSCSI es una seria competencia de FiberChannel mucho más económica que nos permite acceder a nuestro datos de una forma bastante transparente.

¿Por qué usar iSCSI?

La respuesta más simple es para centralizar el almacenamiento en disco e independizar la información de los servidores. Por ejemplo podríamos tener un servidor iSCSI con 1 Terabyte (1024 Gigabytes) de almacenamiento que centralizara todos los dispositivo de almacenamiento de nuestra red. Por otra parte podríamos tener nuestros servidores: de correo, ftp, web, samba, todos sin discos o particiones para datos. Los discos de datos se conectarían a través de iSCSI por la red y si alguno de nuestros servidores se cayera o hubiera que hacerles mantenimiento tendríamos la información en un disco que se podría “enchufar” por la red. De manera que si tenemos un servidor secundario, no tenemos más que conectarle el disco iSCSI y tendremos el servicio andando en muy poco tiempo.

¿Y la velocidad?

Esta es una pregunta obligada. Un requisito indispensable de un buen disco es que sea rápido. Los discos SCSI suelen entregar excelentes tasas de transferencia. Pero si SCSI se lleva sobre la red entonces la velocidad podría bajar y el rendimiento decaer gravemente. Por eso iSCSI es recomendado solo para redes conmutadas de alta velocidad como las que proveen Gigabit Ethernet. Aunque iSCSI puede funcionar incluso sobre FastEthernet, no es recomendable en el caso de que busquemos performance, ya que el acceso al disco se ralentizaría mucho.

La velocidad de transferencia del iSCSI es de 1000 MB/Seg, aunque debido al protocolo, la velocidad baja hasta 800 MB/Seg.  En caso de que utilicemos tarjetas DUAL CHANNEL, como las que tienen los QNAP, podremos llegar a 1600 MB/Seg, teniendo en cuenta las pérdidas por protocolo.

El acceso a los datos

Comparado con NFS o Samba, el acceso a los datos en iSCSI es diferente; obviamente debido a su naturaleza. En teoría, iSCSI no soporta múltiples conexiones a la vez. Por ejemplo, dos equipos no podrían utilizar el mismo disco iSCSI para escribir en él. Eso sería como tener un disco rígido conectado a dos máquinas a la vez. Lo más probable es que surgieran inconsistencis en los datos o problemas en los accesos de lectura y escritura de la información.

Aún así, existen alternativas para que ISCSI pueda soportar múltiples usuarios. Por ejemplo, el global filesystem (GFS) de RedHat, es un filesystem especialmente diseñado para permitir concurrencia de usuarios en dispositivos que normalmente no lo permiten, como iSCSI.

La arquitectura iSCSI

iscsi

Como se puede ver en el diagrama, iSCSI tiene una arquitectura tipo cliente servidor; las partes que la conforman son las siguientes:

El target iSCSI

El target iSCSI es en pocas palabras el servidor. Un target puede ofrecer uno o más recursos iSCSI por la red. En las soluciones Linux para iSCSI, no hace falta que el dispositivo a exportar sea necesariamente un disco SCSI; medios de almacenamiento de distinta naturaleza se pueden usar, como por ejemplo:

  • Particiones RAID
  • Particiones LVM
  • Discos enteros
  • Particiones comunes
  • Archivos
  • Dispositivos de CD, cintas, etc.

El iniciador iSCSI

El iniciador es el cliente de iSCSI. Generalmente el iniciador consta de dos partes: los módulos o drivers que proveen soporte para que el sistema operativo pueda reconocer discos de tipo iSCSI y un programa que gestiona las conexiones a dichos discos.

Existen iniciadores para una amplia variedad de sistemas operativos. En Linux hay varias opciones y las últimas versiones de Windows incluso vienen con un iniciador instalado por defecto. Demás está decir que iSCSI es independiente del sistema operativo. Podemos tener un target montado en Linux y utilizar los discos en dicho target en un sistema Windows, MacOSX o incluso Solaris.

Para empezar, siga la guía detallada siguiente.

Cómo crear un Objetivo iSCSI & LUN en su QNAP NAS

Inicie sesión en QNAP NAS, vaya a 'Administración de Discos' > 'iSCSI' > 'LISTA OBJETIVO iSCSI' > 'Crear nuevo iSCSI objetivo' para crear un objetivo iSCSI.

iscsi

Ingrese la información necesaria para crear el objetivo iSCSI.

Asignar el espacio del disco asegura que el Destino iSCSI tenga suficiente espacio de disco como se ha especificado. Sin embargo, llevará más tiempo crear el disco (dependiendo del tamaño) y debe haber suficiente espacio en el disco físico.

Después de la creación exitosa, el objetivo iSCSI se mostrará en la página de objetivos iSCSI y con el estado 'Listo'.

Ventajas del Thin Provisioning (Aprovisionamiento Delgado) en un QNAP NAS
Con el thin provisioning (aprovisionamiento delgado), el administrador del sistema puede asignar con flexibilidad un espacio de disco (en el Destino iSCSI) a las aplicaciones del servidor para expandir en cualquier momento las capacidades de almacenamiento sin importar sus tamaños de almacenamiento actuales. Se puede añadir fácilmente el espacio de almacenamiento de los servidores en diferentes sistemas operativos mediante el iniciador iSCSI. Thin provisioning (aprovisionamiento delgado) permite la administración de almacenamiento eficaz, ya que el administrador del sistema tiene que monitorizar únicamente la capacidad de almacenamiento de un único servidor (QNAP NAS) en lugar de discos duros o cintas extras en otros sistemas de subalmacenamiento. Está permitida la sobreasignación, ya que la capacidad de almacenamiento del NAS se puede expandir mediante la Expansión de Capacidad RAID En Línea.

Para conectarse al objetivo iSCSI que se acaba de crear, haremos otro post en este blog dentro de unos días (windows, MAC, y LINUX)

1 Comentarios

  • RICARDO

    esta info es super util y practica hasta con los graficos realistas.soy de buenos aires- Argentina y con dificultad adquiri un equipo QNAP219P.Aqui todavia son pocos difundidos, yo siempre ando leyendo aqui y allá sobre lo nuevo y como hablo español y muy poco ingles (ayudas generalmente en ingles u otro idioma) . la informacion para aprovechar los dispositivos al maximo aveces no la entiendo.

Deja un comentario