Plan de Contingencia en entornos de virtualización

0

Cuando hablamos de que algo pueda sucederle a nuestro entorno virtual, pensamos en un fallo en el sistema, un error humano que deje inutilizado nuestro entorno virtual, incluso desastres naturales como incendio o inundación… que pueden afectar a nuestro lugar de trabajo. Lo peor que puede pasar en esas situaciones es que perdamos nuestra reputación como empresa, por perder los datos y no tenerlos protegidos. Por lo tanto, es fundamental que contemplemos alguna estrategia para salvaguardar la continuidad de nuestro negocio y recuperar nuestros datos ante cualquier desastre o accidente. Las empresas deben tener en cuenta dos aspectos fundamentales a la hora de elegir las herramientas para realizar copias de seguridad: la Continuidad del Negocio y poder recuperar los datos ante cualquier desastre (Disaster Recovery).

Cómo elaborar un buen Plan de Contingencia

Continuidad del Negocio (Business Continuity)

Es la capacidad de tu negocio de poder continuar con su trabajo normal ante cualquier accidente. Para llevar a cabo este plan de continuidad del negocio, es necesario determinar qué elementos son los más importantes en caso de que se pierda el trabajo y tener que recuperar parte de él. Las claves que debería incluir una empresa en su plan de contingencia son:

  • Definir las prioridades del negocio.
  • Identificar qué sistemas deberían mantenerse activos en caso de apagón.
  • Analizar qué recursos son necesarios.
  • Conocer los pasos a seguir para garantizar la continuidad, es decir, establecer un protocolo.
  • Guardar las claves del equipo que trabaja en la empresa, además de la información de contacto que almacenan los comerciales.

Recuperación ante desastres (Disaster Recovery)

Forma parte del Plan de Continuidad del Negocio y detalla cómo debería actuar la compañía en caso de desastre.
El tiempo de recuperación de desastre es crucial ya que, cuanto antes podamos recuperar el entorno virtual y los datos de la empresa, antes reanudaremos el trabajo.

A la hora de recuperar nuestros datos, necesitamos la seguridad y fiabilidad de que estos estarán disponibles cuando los necesitemos. Además, en entornos virtuales nos enfrentamos a que, por un fallo en nuestra máquina virtual de origen, no podamos seguir trabajando. Actualmente, las técnicas que ofrecen esa garantía de Continuidad del Negocio son el backup a largo plazo y la replicación.

Cuando perdemos datos en el espacio de tiempo en el que se hizo el último backup y un fallo en nuestro entorno virtual, lo llamamos RPO (Recovery Point Objective). Esta tasa mide la cantidad de datos que podemos perder. Por ello, NAKIVO ofrece la posibilidad de aumentar la frecuencia con la que se hacen las copias de seguridad. Además, se puede planificar cuántas veces debería realizar el backup, reduciendo al mínimo el tiempo de recuperación objetivo (RTO). Esto se traduce en una menor pérdida de datos en la empresa, proporcionando seguridad y fiabilidad en la recuperación de datos.

Para asegurar una protección adecuada de los datos que maneja la empresa, la mejor solución es llevar a cabo un plan de Continuidad del Negocio y la Recuperación de Desastres como estrategia fundamental y solución ante cualquier incidente. Nakivo ofrece todo eso optimizando los recursos disponibles, asegurando la funcionalidad de las réplicas (copias de nuestras máquinas virtuales). Esto nos permitirá seguir trabajando en caso de caída del sistema, casi sin darnos cuenta, reduciendo los tiempos de recuperación.

¿Necesitas más información sobre copias de seguridad de VMware con Nakivo Backup & Replication? Entra en nakivo.es y conoce todas las posibilidades que ofrece.

Deja un comentario