Entornos de trabajo con Mac y Windows. Qué sistema de ficheros debo utilizar?

Recibimos cada vez con más frecuencia emails y llamadas de clientes con esta pregunta. Hoy en día existen muchas empresas que están incorporando sistemas Macintosh y andan un poco perdidas a la hora de que sus máquinas Windows existentes se lleven bien con los «blanquitos» recién llegados. De hecho, este artíclo lo estoy escribiendo con un MacBook nuevo y hablo por propia experiencia.

La idea principal de este artículo es compartir una solución a la que hemos llegado en nuestro entorno de trabajo. Ni que decir tiene que ni es la única ni la mejor, pero para eso están los comentarios 🙂 , para debatir el tema y que cada uno aporte su granito de arena. Antes de meternos en faena vamos a repasar algunos conceptos básicos que viene muy bien conocer:

  • El sistema operativo MacOSX funciona bajo un subsistema llamado Darwin que, simplificando definiciones, se parece muchísimo más a Unix o Linux que a Windows. Por esto existe una incompatibilidad directa entre estos sistemas, por que no tienen prácticamente nada que ver el uno con el otro.
  • Cada sistema operativo (o al menos la inmensa mayoría) tiene un sistema de archivos «nativo» o especialmente diseñado para él. Los sistemas de archivos gestionan la información en las unidades (como discos duros), siempre como hemos dicho, de una manera óptima para el sistema operativo para el que fueron ideados.
  • Los sistemas de archivos han ido evolucionando y es una buena idea usar el más actualizado que exista para nuestro sistema operativo. Por ejemplo, podemos instalar Windows XP en una partición con sistema de archivos FAT32 (utilizado para Windows 98), pero tendremos limitaciones como por ejemplo crear archivos de un tamaño máximo de 4GB. En cambio NTFS (utilizado desde Windows NT4/2000) no presenta esta limitación.
  • Las incompatibilidades entre sistemas de archivos se pueden solventar instalando drivers o programas que hacen  que nuestro sistema operativo pueda leer o escribir en unidades con sistemas no soportados. No siempre son una opción, ya que en muchos casos son desarrollos experimentales que no ofrecen ninguna garantía.
  • No hay que confundir sistema de archivos con protocolo de compartición. Esta confusión a veces nos trae grandes quebraderos de cabeza a la hora de entendernos con nuestros clientes. La mejor manera para enterder la diferencia es tener la imagen mental de un cable de red o un cable de interfaz (IDE, SATA, SCSI…). Un sistema operativo lee y escribe datos en sus unidades: hablamos de sistema de ficheros, discos duros conectados localmente, por lo tanto, cable de interfaz. Por otro lado, un sistema operativo puede funcionar como servidor para compartir archivos con otros equipos mediante FTP, CIFS, NFS… : hablamos de protocolos de compartición, carpetas compartidas para ser usadas por red, por lo tanto, cable de red.

Nuestra solución consiste en mantener un nivel máximo de homogeneidad, salvando los problemas de compatibilidad con una aplicación para Windows. Llegamos a esta conclusión tras descartar el uso de FAT32, que es el único sistema compatible entre los dos (Mac y Windows) pero que, como hemos dicho antes, no permite crear archivos de más de 2 GB. Descartamos también por razones obvias el uso de NTFS, ya que OSX al igual que Linux puede leer pero no puede escribir en estas unidades. Por lo tanto, vamos a formatear nuestras unidades en el sistema de archivos de Mac, el HFS+.

Para comenzar a utilizar nuestra caja externa, deberemos crear la partición y dar formato a la unidad usando la Utilidad de Discos de Masc OSX. Elegiremos el disco duro de la lista de la izquierda y en el menú «Particiones» elegiremos la cantidad de particiones qe deseemos y a continuación el formato «Mac OS Plus (con registro)».

Imagen 1Imagen 2

Le ha llegado el turno a nuestro PC con Windows. Para que pueda leer y escribir correctamente en la unidad formateada con HFS+, así como en nuestro iPod o iPhone, tenemos que instalarle un programa llamado MacDrive cuya licencia cuesta tan solo 49$. Se puede descargar una demo desde su página oficial. La versión 8 es 100% compatible con Windows 7 y funciona de maravilla. Yo he estado editando vídeo digital en Full-HD bajo Windows con Vegas 9 y salvando los renders en las unidades Mac sin notar ninguna ralentización ni diferencia de rendimiento.

macdrive01

macdrive02

Mac Drive hace que las unidades formateadas en HFS+ aparezcan con un icono en forma de manzanita roja.  A este MacBook le puse uno de estos discos duros de 500GB y tiene instalado Windows 7, MacOSX Leopard y Ubuntu 9.10. La unidad D: es la que utilizo entre los tres sistemas operativos para compartir información, formateada en HFS+. En esta foto podéis ver como en Windows 7 al conectarle una caja externa MB-662US-2S aparece automáticamente la ventana de «detección de nuevo hardware» y en unos segundos tenemos el volumen listo para trabajar.

mac_windows

Suscríbete a los comentarios
Notificación de
guest
4 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios
Luis

Hola, esto que estais describiendo lo he sufrido yo, pero con la diferencia que trabajo en entorno Mac editando videos y tengo que pasar los archivos a los clientes en entorno windows.
Hay una descarga en Mac store, que sirve para grabar los archivos del mac en un Disco duro formateado en NFTS, se llama Parangon, va muy bien, pero yo he encontrado un pequeño problema:
Si capturo con el Mac y lo meto directamente en estos HDD formateados con NFTS, las capturas desaparecen y se borran.
La solucion es capurar en el disco duro formateado en Mac y exportarlo al formateado en NTFS.

Saludos

Luis

Buenas.

Acabo de leer el documento, muy interesante; pero con algun fallo.

Las particiones FAT32 soportan archivos de hasta 4Gb, no solo 2.

Y en vez del MacDrive (lo he usado y algun problemilla he tenido); con los drivers de Snow Leopard, Windows reconoce las particiones, aunque no deja escribir en ellas.

Qloudea

Muchas gracias por tu comentario. Ya he cambiado lo de la limitación del FAT32, fue un «error de imprenta», se nos escapo y no nos dimos cuenta.

Sobre tu otro comentario del MAC, lo dejo tal cual para que la gente lea tu ayuda claramente 🙂

Martin

A mi me está pasando algo que no sé si será solucionable. Trabajé en MAC con un case de 4 discos de 1tb cada uno unidos en Raid0.
Cuando lo quiero leer en Windows 7 con el macdrive, reconoce el disco, las carpetas… pero curiosamente, si hago la conexión vía e-sata los archivos sólo los lee bien hasta determinado directorio, a partir de ahí todo lo que hay aparece como archivo dañado cuando trato de abrirlo.
Más raro aún, si conecto por USB, todo se lee correctamente. Es como si el puerto e-sata tuviera un límite para el disco que se le conecta.

Gracias por la información, saludos.