Desmentimos cinco mitos sobre los servidores NAS

 

Durante el tiempo que llevamos trabajando en este sector hemos ido dándonos cuenta de ciertos aspectos que la gente suele dar por hecho, como pasa en otras facetas de la vida, pero con servidores NAS.

Pero, ¿qué pasa con las cosas que damos por hecho? Que muchas veces no se ajustan a la realidad y acaban en mitos que en este post nos vamos a encargar de aclarar para que no caigas en cometer ningún error y saques el máximo rendimiento de tu servidor.

Los 5 mitos más conocidos sobre servidores NAS

  1. El Raid como copia de seguridad: Efectivamente, el raid ofrece  seguridad en caso de que se rotura de discos duros. Pero en ningún caso sería copia de seguridad, ya que en caso de una encriptación de datos o de un borrado accidental, el RAID no nos va a proteger, para eso vamos a necesitar una copia de seguridad externa en otro disco duro, en la nube o en otro servidor NAS
  2. Almacenamiento lento en servidores NAS: Este es otro mito muy extendido, por eso la gente evita utilizarlo para edición de vídeo, etc, decisión equivocada porque a día de hoy contamos todos con conexiones, como mínimo, de 1GbE o 5GbE, con lo que perfectamente podemos realizar, trabajo colaborativo, virtualización e incluso edición de vídeo en 4k, sin ningún problema
  3. Apagar el servidor NAS cuando no se esté utilizando: Algo que nos encontramos muy habitualmente son usuarios que apagan su servidor de almacenamiento NAS cuando no lo están utilizando; esto es un error bastante grande porque los servidores NAS están preparados para trabajar 24 horas al día los 7 días de la semana y, por supuesto, sus discos duros, también. Además, hemos detectado que algunos servidores, cuantos más apagados y encendidos reciben, antes se dañan
  4. Los servidores NAS consumen mucha energía: Como aparatos electrónicos que son, los NAS servidores consumen energía, claro, pero eso sí, a diferencia de la creencia popular, consumen muy poca energía. Hay modelos que cuando no los estamos utilizando consumen tan solo 9 vatios en standby y unos 17 vatios en plena operación. Estamos hablando de modelos de 4 bahías, de 6 bahías, incluso modelos de 8 bahías que consumen 25 vatios en plena operación; es un consumo muy muy bajo, mas o menos lo que gastaría el ordenador portátil más básico del mercado. Algo totalmente asumible y no lo vamos a notar en nuestra factura de la luz
  5. La forma más fácil de acceder a nuestro servidor de almacenamiento NAS es haciendo DMZ: Para entender este mito primero debemos entender qué es el DMZ; bien, el DMZ es una zona “desmilitarizada” que se puede configurar en nuestro router y que hace que cualquier conexión que acceda desde fuera pueda llegar directamente hasta nuestro servidor de almacenamiento NAS. Esto puede ser una gran ventaja para no tener que redireccionar puertos, pero también conlleva cierto peligro; al quedar tus puertos abiertos, se puede dar el caso de que te roben la información.

 

Nosotros te recomendamos que, aunque requiera de configuración, utilices una VPN externa para no tener que redireccionar ningún puerto al servidor y poder mejorar su seguridad.

Ya hemos visto los 5 mitos más comunes sobre los servidores NAS pero si sabes de otros, háznoslo saber para aclararlos también. Lo más importante es que tengas claro qué cosas son ciertas y por qué y cuáles no y por qué.

Puedes ver cómo te desmentimos esta información en el siguiente vídeo:

Deja un comentario